viernes, 21 de julio de 2017

'Las voces del Pamano', siento haber tardado tanto...


Confieso que he tardado demasiado en leer 'Las voces del Pamano'. Pido perdón por los casi tres años que he tenido este libro sobre mi viejo escritorio de la biblioteca, cubriéndose de polvo es una esquina lacada en blanco, sobre el cuero dorado. Siento infinitamente haberlo olvidado, o haber fingido que lo olvidaba, porque 'Las voces del Pamano', de Jaume Cabré, no se lo merece. Y, sin embargo, ahí ha estado, esperando como espera quien te quiere (o te desea) de verdad. Aguardando el momento justo, para abrirse y entregarme, sin rencores ni reproches, una historia de ésas que no se olvidan, que te acompañan, que se hacen un poco tuyas. Y eso... Eso no lo dudaba. Pero me daba miedo. Temía no leerlo en la época adecuada. Tener las neuronas demasiado dispersas y echarlo a perder. Porque Cabré, tejedor experto, crea unos impresionantes tapices de vidas y de palabras, pero que requieren toda la atención. Eso es algo que descubrí en la maravillosa 'Yo confieso'. Quizás de ahí el temor. Quizás más a la desilusión, a la decepción, que a la incomprensión. Un miedo injustificado, porque 'Las voces del Pamano' es todo lo que era 'Yo confieso'. Y aún más. O menos. Porque si bien Cabré sigue controlando los cambios de voz, de época y de tiempo verbal como si estuviera poseído por el mismo Cronos, aquí son mucho más comprensibles, menos intrincados, no te obligan a frenar en seco la lectura y recomponer los pedazos para situarte. Aquí no. Aquí los personajes van adelante y atrás, décadas, con un simple cambio de tiempo verbal. Y lo entiendes. Y no te descolocas. Y te encanta.

'Las voces del Pamano' comienza con una profesora, Tina, descubriendo, escondida en un hueco tras la pizarra de una escuela que están a punto de derribar, una caja en la que Oriol Fontelles, antiguo maestro, conservó una carta con la esperanza de que ésta, algún día, llegara a su destinatario. Tina, que vive en un pueblo del Pallars, en los Pirineos, conserva esa carta. La lee. Siente curiosidad por Oriol Fontelles, un falangista que tiene una calle en la aldea, una imagen que no cuadra, para nada, con lo que ella va leyendo en esa larguísima carta. Y así, con la excusa de la carta, en las páginas del libro van engarzándose las vidas de Tina (un matrimonio que se desmorona, un hijo que escoge una vida que jamás habría querido para él, una enfermedad...) y de Oriol (un maestro republicano que llega para hacerse cargo de la escuela del pueblo, una amistad forzada con el cacique del pueblo, fingirse falangista o morir, el cadáver de un niño sobre su conciencia, ayudar al maquis de incógnito, el amor por la señora del pueblo...). Una vida, ésta última, cuyos secretos alguien está muy interesado en mantener escondidos. Una vida, ésta última, que trastocará la vida de Tina, quien, curiosamente, empieza a escuchar las voces que llegan del río, algo que los ancianos del lugar saben muy bien qué anuncia. He tardado demasiado en leer 'Las voces del Pamano'.

"El día en que relegaron su nombre al olvido salió muy poca gente a la calle. Tampoco habría salido más aunque no hubiera llovido, porque casi todos optaron por fingir indiferencia, aunque, desde una ventana discreta o desde la cerca de un huerto, siguieron el acto y recordaron la abundancia de lágrimas. El alcalde había decidido celebrar la ceremonia pese a la lluvia..."

Título: 'Las voces del Pamano'
Autor: Jaume Cabré
Editorial: Destino
Colección: Áncora y Delfín
Páginas: 688
Precio: 24€
Procedencia: Préstamo Marian

11 comentarios:

  1. Bueno, no importa que hayas tardado tanto en leerlo, no hay obligaciones para el placer de leer. Lo mejor es que lo has disfrutado.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claudia, sé que no importa, pero me sabe fatal, sobre todo porque el libro me lo dejó una amiga y ahí lo he tenido tres años en standby.

      Saludos

      Eliminar
  2. Pues ya estoy tardando yo también. Y como tú tengo miedo a leer cosas nuevas o viejas, lo mismo da, que salgan mal paradas después de Yo confieso, porque la del eunuco fue una decepción. Me apunto a escuchar esas voces.
    Besos Dorothy Blasco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Norah, pues la del eunuco no la he leído, pero si me dices que fue una decepción, casi que la pongo en cuarentena. Supongo que como lectores a veces nos lanzamos como posesos sobre cada libro de un autor que nos encanta y otras, en cambio, nos da reparo hacerlo por si nos decepcionan. Va a ser que los lectores somos humanos...

      Un besote.
      (Lánzate con ésta, a mí me ha gustado más que el violín).

      Eliminar
  3. No leí "Yo confieso", aunque confieso que es un autor que me llama mucho la atención. Y cuando leo en tu reseña "de esas que no se olvidan" o algo similar, sé con certeza que es un libro que me va a gustar, porque después de leerte bastante tiempo, creo que tus gustos y los míos son bastante similares.

    Respecto a la tardanza, ya sabes..., más vale tarde que nunca.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Marian, ésta es mucho más asequible que 'Yo confieso'. Aunque se mantiene la forma de escribir de Cabré y los cambios de voces y de tiempo, aquí parece menos complicado. ¡Ay, los gustos! ¡Cuántas veces nos gusta lo que no nos gusta!

      Besines.

      Eliminar
  4. Todavía no he leído "Yo confieso", pero desde luego anoto este, aunque me impone un poco, pero bueno. Un besote!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Rocío, estoy casi segura que éste te gustará más. De hecho, si lo hubiera sabido, yo habría comenzado por éste y luego hubiera leído 'Yo confieso', creo que lo hubiera disfrutado más al estar ya acostumbrada a la forma de escribir de Cabré.

      Un besazo

      Eliminar
  5. Tengo que reconocer mi casi total ignorancia de la literatura catalana (traducida o no). Digo "casi", porque al menos me leí "la plaza del diamante" de Mercé Rodoreda. En cambio, sí tengo muy trabajados a escritores en castellano, como Eduardo Mendoza o Juan Marsé. No es por nada, es en general por desconocimiento.

    Saluditos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sorokin, pues Cabré bien vale la pena que lo añadas. Incluso traducido al castellano es una maravilla. Tiene una forma de escribir muy personal y esos cambios en el tiempo con apenas una palabra son magistrales. Mira que lo he leído, que sé que lo hace, y me sigue fascinando cada vez. Anímate con 'Las voces del Pamano', creo que no te vas a arrepentir.

      ¡Saludos!

      Eliminar
  6. Lo tengo muy muy pendiente. En su día leí Yo confieso y me encantó. Desde entonces de Cabré solo he leído cuentos (que en mi opinión no están tan bien), ya es hora de leer otra de sus novelas.

    ResponderEliminar

Comenta, habla, opina, grita, chilla, susurra...

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...